Pequeña Ración Individual de Personalidad

El Blog de Rufo. AHORA EN WWW.RACIONDEPERSONALIDAD.ES

¿Residencia o piso?

Posted by Rufo en 28 octubre, 2005

Nota: Podeis leer el texto original aqui

Buen dilema ¿eh? Bueno, me apetece hablar de este tema, de camino ayudar a los chavales de 17 años que empezais el año que viene la universidad y no sabeis si decidiros entre uno u otro; y por supuesto compartir mi experiencia con vosotros, de la que tengo muy buenos recuerdos y amigos (bueno, tampoco esta tan lejos en el tiempo, pero el caso es que es una epoca que ya acabó)

Para empezar romper y aclarar las ideas acerca de lo que es uno y es otro. Que tengais muy claro desde el principio que esto de que en la residencia vais a estudiar mucho mejor (que es lo por supuesto quieren vuestros padres… y lo que se supone que vosotros tambien…) es simplemente mentira. Por dos razones muy simples y que van de la mano la una de la otra.

Esto es un botellon y los demas son tonterias

La primera, que es seguramente la que os habran dado, es por aquello de que no os tendreis que preocupar por limpieza de ropa, platos, suelos, ni de hacer comidas compras ni demas. Es cierto, pero eso es solo mas tiempo libre que teneis… para perderlo. Es un coñazo cocinar… aunque esta el fiel pero triste amigo microondas, es cierto que en un piso es un coñazo fregar los platos (es lo mas coñazo de todo, al fin y al cabo, cuando no quedan platos limpios hay que hechar mano de algo), es un coñazo hacer la compra, es un coñazo barrer y fregar el suelo, es un coñazo limpiar y planchar vuestra propia ropa… Que si, que es un coñazo, pero se aprende, se hace, y ya esta. No es ningun trauma, no se caen los anillos ni nada de eso, y lo mas importante de todo: no tiene porque quitar demasiado tiempo, de hecho consume mas bien poco. Os turnais, y a lo tonto las labores no tienen porque ser más de 20 minutos al dia como promedio. Es un coñazo, pero ni de lejos insoportable, ni muchisimo menos. Al fin, y al cabo, ¡¡Estudiar es mucho mas duro!!. Con esto quiero decir, que aquello que os diran vuestros padres de que “queremos que no tengas que preocuparte nada mas que de estudiar”, “que te lo den todo hecho” y tal, todo esto no tiene ningun sentido, categoricamente, ninguno.

¿Porque? Ahhh, pues no tiene sentido por la otra razon que mencionaba al principio, chavales, esta otra razón, es la gente, la cantidad de gente. La tema es la TRANQUILIDAD, o la falta de ella, con mayusculas, porque amigos, si lo que que quereis es tranquilidad para estudiar, la que tendreis en un piso no tiene ni punto de comparacion con la de una residencia…

En una residencia lo que hay es gente, mucha gente. 60 niños y niñas -en mi caso- viviendo juntos, las 24 horas, sin vigilancia, con la comida hecha y demas, es decir, sin nada, nada de que preocuparse, excepto estudiar. Y lo que queda es mucho tiempo libre.
Si no sabeis elegir entre piso o residencia, las pautas son estas: si buscais mas tranquilidad e independencia, algo mas de libertad (mas que nada en los horarios) la intencion de no pagar demasiado, e iros con vuestros dos o tres viejos amigos, a la aventura, pues piso; si vais solos y con la intencion o necesidad de conocer gente nueva en una ciudad y/o entorno que no es el vuestro, y vuestros padres pueden permitirse un poco el lujo, pues residencia, un añito, y luego piso, (habreis tenido bastante).
Por ultimo, si vuestro caso es el de realmente no procuparos absolutamente de nada, estudiar a saco vuestra carrera, ahi, a piñon fijo, y vuestra familia esta realmente adinerada, pues nada, los 3, 4, 5, 6 o 7 añitos de carrera en la resi, y punto

Hablando un poco de lo que es dinero, una residencia pueden ser con un margen bastante amplio, alrededor de 600€ (entre 80 y 120 mil calas) mensuales, y sumadle lo que tengais asignado para vuestros gastos personales. Un piso suele rondar sobre los 200€ (cada uno, suponiendo que lo compartais entre 3), añadid 150€ mensuales para comida y gastos domesticos (habra que mirar si va incluido gas, luz, agua, comunidad, telefono, etc), y de nuevo, añadid por ultimo lo que tengais asignado para gastos personales. En general, vivir en un piso cuesta entre la mitad y dos tercios de lo que puede costar una residencia.

Por otro lado, en un piso vosotros comereis lo que querais (depende de vosotros comer peor o mejor que en una residencia, unicamente de vosotros, pero os digo que el nivel en una residencia suele estar tirando a bajo…) y sobre todo, comereis cuando querais, condicion que vendra impuesta en una residencia donde habra un horario fijo. En vuestro piso podreis entrar y salir cuando querais, y casi tan importante, meter a quien querais, cosa que por lo general no podreis hacer en una residencia. En la residencia os lavan la ropa no sabeis ni quien ni como, en el piso controlareis el proceso con la tranquilidad de saber que si encoge es culpa vuestra y no de la lavandera y si se pierde es culpa vuestra y no de la ¿lavandera?… En fin chavales, que esta claro que de ninguna de las maneras el servicio en una residencia merece la diferencia de precio. Y si seguis pensando que no… pero por Dios ¿que trabajo os cuesta fregar de vez en cuando? jejeje



Si, chavales, muchos acabaron cruzificados

La cuestion para mi es… ¿y la experiencia?¿que tal la experiencia? Tal vez eso merezca el precio… depende del punto de vista, claro esta, jejeje… No se yo, pero la verdad es que es muy muy probable que vuestros padres no opinen igual, pero eso es otro tema… A donde quiero ir, que la convivencia es de las mejores cosas del mundo (porque obviamente hay otras). Por lo menos hablo de lo que yo pasé. Nosotros estabamos juntos, pero no revueltos. El equilibrio perfecto. En fin, imaginaos:

Quereis estar solos. Pues a vuestro cuarto, echais la llave, ahi teneis vuestro sillon (si teneis la suerte de tenerlo, jeje, lo mismo teneis una silla de mierda y entonces me reire en vuestra cara, porque yo tuve la suerte de tener un peacho de sillon tipo “Emperador Palpatine”, jejej), o bien a la camita, a dormir un poco, o poneis vuestra musica, o echais una partidita al GTA, o leeis un poco… ¡Incluso si quereis, podreis estudiar!
Quereis ver a alguien. Alguien, simplemente, no las cuatro putas paredes de vuestro cuarto; presencia humana, compañia, voces ajenas aparte de la vuestra. Pues vas al salon. Alli estan tus mejores amigos probablemente (quiero decir, probablemente estan y probablemente sean tus mejores amigos, 2 en 1), jugando a la Play, echando o unas cartas, tal vez viendo la tele, o mejor aun ¡No haciendo nada! ¡¡Esos mastuerzos hijosdeputa estan tan jodida y felizmente aburridos como tu!! Y esto refiriendome a solo 2 o 3 personas, que es que aun falta lo mejor: no tiene porque ser con ellos, simplemente si quieres cambiar un poco de aires, pues nada, a otro lado que seguro que hay otros con los que estar y que estan igual de aburridos que tu, alli todos son amigos de todos, (da igual con quien te sientes a comer) Vaya, que no tienes porque aburrirte de ver las mismas caras, hay muucha gente…
Y todo esto, ya digo, cruzando dos puertas, la de tu cuarto y la del salon, cinco o diez metros, no hay salir a la calle, llamar a nadie ni quedar, no hay que abrigarse, ni vestirse ni medio bien, puedes ir con tu bata y zapatillas de andar por casa, bajas a comer, y que hacemos ahora, pues mira que pedazo de plan: ¡¡nos rascamos en grupo los cojones!! Es el paraiso, o mejor aun: el limbo :)

Llegas tu primer año, tu primer dia a la ciudad, por un lado, ilusionado con la sensata intencion de estudiar y sacarte tu carrera lo antes posible, y por el otro, acojonado al mismo tiempo: es un mundo nuevo, dejaste a tus amigos de toda la vida detras, ya que cada uno tomó un camino distinto, y ahora no conoces a nadie, (en el mejor de los casos tal vez tomes el mismo camino que un compañero de clase, o un primo con el que no tienes mucha confianza, como mucho sera lo que te lleves).

Tu primer dia en la universidad ¡No conoces a nadie! ¿como seran ahora tus botellones, cuando antes para cruzar de un lado a otro de la plaza te tenias que parar a medio camino varias veces para saludar a alguien, y ahora no conoces a nadie? Un momento ¡¡Ni siquiera tienes gente para hacer bot…ellon, eh!! Por fin llegas a la residencia, te despides de tus padres, solo con tu equipaje y en tu cuarto.
Uf, que grande se te hace; ¡Estas realmente nervioso! Sacas valor, y decides salir de tu cuarto, te tienes que tropezar con alguien. Hay un grupo de gente en el salon, total, te dices, vas a pasar un año con ellos, asi que supones que deberias de saludar y presentarse ¿no? Apreton de manos, dos besos… y muchos nombres. Te vas a tener que acordar de toda esta gente! Todo el mundo de pie, yo me llamo Rufino, pues yo David, y yo Carmen, Iñaki, Maria, Lola, otra Maria, Jaime, Javier, Jose Ignacio, Jesus… (te los vas a aprender todos, de eso puedes estar seguro)…; y muchas risas nerviosas en esos segundos caoticos. A alguien se le ocurre decir Vamos al McDonalds -¡claro, que buena idea! Todos tenemos hambre, y por supuesto, tengo ganas de conocer ya a esta gente, ademas que no me conviene quedarme desfasado desde el principio. Es cierto, os aseguro que no hay nada peor que llegar a un sitio donde parece que todo el mundo se conoce (aunque solo llevan un par de dias juntos). Mira si no, a esos, ves entre el puñado de gente a 3 ocupando un sitio especial, conversando entre ellos de un modo que delata que se conocen ya de antes: son los veteranos, estaban el año pasado, son mayores que tu (algunos muy mayores), y te sientes abrumado por su presencia, ohhh…

Pero chaval, muy pronto te das cuenta de una cosa maravillosa, con la que tal vez no habias contado, incluso te sorprenda, pero que es perfectamente logica: todos ellos estan igual de nerviosos que tu, no se conocen entre si tampoco. Asi que bajas inmediatamente la guardia, los amigos los hacen por arte de magia. Esa misma noche ya te has quedado con el nombre de tres o cuatro probablemente, y con la cara de todos. E incluso le has echado el ojo a alguna :)

Y ya vendra tu primer botellon, las comidas y las cenas, y las noches de cachondeo, las primeras tonterias con ella, las largas noches de charla hasta altas horas de la madrugada, etc…



…Que te digo yo que te aprendes el nombre de todos…

¿Como seria esto en un piso? No lo se, porque no es mi experiencia, pero supongo que mas duro y lento. Los primeros dias abrumado simplemente por la soledad, subiendo a clase a piñon fijo. Obviamente, acabaras haciendo amigos en la facultad, pero ya digo, que el proceso es mas lento, aunque igualmente satisfactorio. El caso es que la diferencia con la residencia, está en que los amigos que haces ya los tienes en el mismo lugar en el que vives, bajo el mismo techo. Y pasa una cosa.

Que la facultad solo te hace falta para estudiar, porque alli no tienes amigos. En el instituto pasaba una cosa, bueno, pasaban muchas, pero una era que alli tenias a tus amigos. Bueno, tal vez los veias en otras ocasiones mas, pero los veias todos los dias en el instituto, y eso estaba de puta madre. Llegados a la universidad, si vives en un piso, te pasa igual, acabas haciendo alli tus amigos, vas a verles en cierto modo. Pero si vives en una residencia no es asi. Tienes a tus amigos, a los que de momento son tus conocidos, tus contactos, durmiendo a unos pocos metros, en otro cuarto o piso. No te hace salir a ningun sitio para verlos. Es mas, aparte de ellos, no tienes a ningun conocido en la facultad, no has necesitado hacerlos alli. Subes alli probablemente con algunos de tus amigos de la residencia, posiblemente coincidas con algunos de ellos en las mismas clases y volveras de nuevo con ellos a la misma hora. Esa es una cosa que pasa.


Las orgias que normalmente se montaban cada noche

Y pasa otra. Las dos se suman y… Pasa que no te vigilan. No pasan lista. No hay ejercicios ni deberes. Solo un examen al final de cuatrimestre, tal vez algun parcial entre medias y alguna que otra practica de asistencia obligatoria. Y la mejor de todas. No estan tus padres. No te despiertan, no te obligan, no te pegarán voces, ni se cabrearán. La verdad, nunca se han cabreado, jeje, nunca faltaste a clase en el instituto, es decir, nunca te plantaste “hoy no voy por mis huevos” y por lo tanto ni siquiera sabes como reaccionarian en tal caso, pero si que como reaccionarian en tal caso, pero si que conoces perfectamente su neeeeneeee!! cuando ya eran las 7:26 y solo faltaban 14 minutos para que se fuera el autobus y tú aún seguias en la cama calentito y aún te tenias que levantar y vestir y mear y lavar la cara y los dientes y desayunar y coger la cartera y salir a toa ostia no sin antes darle un beso de despedida a tu madre como llevas haciendo desde que tienes 4 años cada puta mañana…

Empiezas la universidad, y no te planteas no ir a clase. Es que no-te-lo-planteas. Lo llevas haciendo asi desde parvulos. Asi que vas. Todos los dias, puntualmente, a todas las asignaturas.
Pero un dia pasa algo. No puedo decirte que. Tal vez te han puesto un parcial, y decides estudiar esos dias de antes, total, hoy es martes, que son dos horas que es fisica que-ya-me-la-sé y resistencia de materiales que-solo-hay-que-hacer-las-practicas, o tal vez sales un jueves de botellon y decides no ir a clase el viernes no porque te levantas con resaca, sino que te levantas directamente aún borracho… (por supuesto a las 5 de la tarde)
Un dia, total, visto lo visto, faltar un dia no es tan grave, pa’ lo que se da, ya lo miraré en las fotocopias, o pediré los apuntes. Por un dia no pasa nada. Jejej, y aqui me entre la risa floja.

Y empiezas a desvariar, a D-E-S-M-A-D-R-A-R-T-E. Desmadrarse, de des- “quitar” y -madrar “madre”, (como se nota que soy de ciencias, yo aqui con mi etimologia apestosa de tres al cuarto, jeje) Dices, uf, tio, que en estas dos semanas he faltao 3 veces a clase, ahi estas, remordiendote la poca mierda de conciencia que te de queda. Se te empieza a ir la olla, faltas a clase, cada vez mas, suave pero inexorablemente, un dia pasa de ser excepcion a ser norma…
El año pasado creo que no subi mucho mas de de 15 veces a la facultad en todo el año. Contando presentaciones, practicas y examenes. No comentaré nada mas acerca de mis resultados academicos, obviamente no son nada ejemplares.

Si siempre he dicho que tanto
vino dulce no puede ser bueno

Pero olvidemos la facultad, quiero volver a hablar de la residencia en si, de la experiencia, de mi experiencia.
Porque vaaaaaaaamos a ver, todo esto me pasó a mi pero porque soy yo, un puto y autentico desastre, y no quiero ni de lejos dar a entender que es esto lo que os pasará porque por supuesto eso va con la forma de ser de cada uno, que quede muy muy claro. Nadie ni nada os tiene por que impedir ser gente sensata que se saque puntualmente su carrera, con buenas notas y demas, que se os meta bien en la cabeza.
La cuestion, es que, posiblemente a raiz de no asistir a clase (no se si es la reves, ni me interesa averiguarlo ahora), pasas mucho tiempo con la gente. Obviare comentar que no eres el unico de tu calaña: hay gente como tu, Dios los cria y ellos se juntan, es una de mis frases preferidas en los dos ultimos años.
Total, que yo encontré a mi gente, y aunque uno tiene a sus amigos de antes, con los que ha crecido y pasado muchas cosas, en fin, te encuentras a gente nueva, que parece no tener nada en comun contigo, y bang! de repente encajas, ahora tienes la sensacion de que estas en tu salsa, que has encontrado tu sitio, de que se puede hacer de todo, de que hay libertad, entendimiento, o simbiosis como dijo un gilipollas de la tele, yo que sé. Encontrarse a putos freakies iguales que uno es un gustazo, con los mismos temas de conversacion e intereses, aunque al fin y al cabo, son gente normal y corriente, cada uno con sus cosas, sus más y sus menos. Pero irremediablemente pasas mucho tiempo con ellos, con unos y con otros, con unos más que otros pero con mucha gente al fin y al cabo. Y entonces ocurre algo genial.

Empezais a enriqueceros los unos de los otros, a aprender, a crecer; a un ritmo acelerado, nuevo y sorprendente. Algo muy bonito :) Uno siempre aprende, pero aqui, más. Es que, chavales, son 24 horas juntos, durante todo un puto curso. Aprendeis los unos de los otros, hablando, compartiendo, andando, saliendo de marcha, charlando, con anecdotas, con intereses comunes, inquitudes, de cosas mas o menos personales, discutiendo de mil formas distintas, riendose mucho, largos ratos, entre cervezas, porros, la pantalla del ordenador o el simple silencio. Es gente nueva, que te tiene mucho que aportar y a la que tu tambien aportas cosas.

La mayoria de las veces, por cierto, con un denominador comun, la noche y el amanecer, cuando el limite son las 8 o 9 de la mañana, y uno se despide bajando a desayunar coincidiendo con aquellos que despertaban para ir a clase, gente con la que es facilmente deducible que no teniamos demasiada relacion. Este tipo de nefasto insomnio cronico y terminal, de comun denominador entre nuestra calaña, pequeños aspirantes a bohemios noctambulos de mala vida, fenomeno familiarmente entre nosotros denominado “vampirismo”, es un importante tema de imprescindible tratamiento, digo pues suficientemente extenso como para justo por ello no extenderlo más aqui y al tiempo invitar y anunciar un futuro texto hablando de esta peculiar actitud, para mi muy importante, bastante caracteristica y definitoria de mi persona :) (aqui teneis ya el articulo sobre el sueño)


Muchas veces a la gente se le va la olla

Como comentaba, se pasa mucho tiempo con mucha gente, y eso te hace pues, aprender, crecer mucho como persona. Son muchas más cosas de las que puedo recordar, y aún asi sigo recordando muchas cosas, muy buenas todas ellas. Muchas experiencias, muchos gratos recuerdos. Y sobre todo, gran parte de los mejores amigos que tengo y espero mantener.
Zulo, David, e Iñaki, los tres con quienes más y mejores ratos he pasado, y con muchos más, hablando de cine, de tias, de ordenadores, de coches y motos, de agujeros negros y tejido espacio-tiempo, politica, robotica y las tres leyes, Star Wars y Matrix, vampiros y aliens, ILM y Pixar, extraterrestres, historia, politica, sexo, drogas y rock and roll, las novias, los malos rollos, las tias, los padres y la familia, las tias, los estudios, las tias, el dinero y el trabajo, las tias, la filosofia, las tias la muerte y la vida. Un abrazo muy fuerte desde aqui, y como siempre y muchas veces he dicho, un saludo a todos los amigos, residentes y ex-residentes, compañeros y conocidos de la Residencia Universitaria Santa Paula de Málaga

Nos vemos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: